Día 716: MIC MIC en el Queenstown Winter Festival

June 21, 2014 in Nova Zelanda by Joan&Elia

Se fueron de casa los Viatge a Ítaca y al cabo de pocos días llegaron los MIC MIC, otra pareja viajera con la que llevamos manteniendo el contacto desde hace tiempo pero que aún no habíamos conocido personalmente. Mònica y César son una simpatiquísima pareja de catalanes que están dando la vuelta al mundo hacia el oeste (perdiendo un día de sus preciadas vidas) y que han pasado con nosotros unos días muy intensos.

Un bonito amanecer antes de ir al trabajo

Un bonito amanecer antes de ir al trabajo

Hemos tenido los mismos problemas logísticos que con los anteriores huéspedes ya que los distintos horarios de trabajo no nos han permitido disfrutar durante el día de actividades en grupo. Afortunadamente hemos sido capaces de encontrar la manera perfecta para que los cuatro (o mejor dicho cinco, ya que también se ha unido a nosotros Miquel, un profesor de educación física de Navarcles que está de año sabático entre Australia y Nueva Zelanda y que se quedará una temporadita por aquí) pudiéramos regocijarnos, en la mesa. Dicho así suena un poco pervertido pero más adelante os contaremos de qué se trata.

Primera excursión alrededor del Moke Lake

Primera excursión alrededor del Moke Lake

El primer fin de semana nos fuimos a dar un paseo por el Moke Lake con la esperanza de ver los reflejos impresionantes que siempre hemos visto. Sin embargo esta vez el mal tiempo y el viento han hecho que el espejo no apareciera. Y para más inri he tenido que meterme otra vez en el agua para acabar zanjar el reto del Legado de Tibu…

La bienvenida del Queenstown Winter Festival

La bienvenida del Queenstown Winter Festival

El acontecimiento importante de estas dos semanas venideras es el Queenstown Winter Festival, uno de los iconos de esta fantástica ciudad en la que vivimos. El festival está patrocinado por American Express y este año se celebra el 40 aniversario de su conmemoración.

Street Parade, un desfile lleno de curiosidades

Street Parade, un desfile lleno de curiosidades

Allá por el año 1975 un grupo de gente decidió que el comienzo del invierno fuera una buena excusa para hacer una fiesta. Se organizaron carreras varias en la montaña y en la ciudad, actividades entretenidas para los niños, cerveza para los adultos y un par de conciertos. Tuvo tanto éxito y tanta difusión que cada año más gente se desplaza hasta aquí para estas festividades.

Fricadas varias en el desfile

Fricadas varias en el desfile

Desde entonces, el Winter Festivalse ha convertido en Nueva Zelanda, y tal vez en el hemisferio sur, en la mayor celebración del invierno. Con su llegada tenemos muy claro que el invierno ya está aquí y que además, estamos orgullosos de ello.

Actividades acuáticas en el festival de invierno

Actividades acuáticas en el festival de invierno

Desafortunadamente no hemos podido asistir a todos los eventos del festival y la mayoría de las fotos que os mostramos en el post no son nuestras o son de otros años, pero lo importante es entender el significado de este evento y ver lo bien que se lo pasa la gente en las distintas actividades que hay organizadas para todos los públicos.

Concursos y competiciones varias

Concursos y competiciones varias

Uno de los eventos más esperados a los que sí que pudimos asistir en directo (nos escapamos un rato del trabajo) fue la Drag Race, una carrera de obstáculos en la que una docena de individuos curiosos y obscenos luchaban por la primera posición mientras el público asistente se lo pasaba en grande.

Drag Race, uno de los eventos más esperados

Drag Race, uno de los eventos más esperados

Si queréis conocer la historia narrada desde otra perspectiva, en concreto desde la de nuestros amigos Mònica y César, aquí os dejamos el link al post que escribieron sobre estos días que han pasado por aquí con nosotros, http://www.micmic.cat/2014/06/atrapats-a-queenstown/.

Algunas instantáneas de las fantásticas Dragqueens

Algunas instantáneas de las fantásticas Dragqueens

Este año la llegada del invierno de verdad de está resistiendo un poco y la nieva se niega a aparecer. Ya sabéis que ha nevado puntualmente algún día pero que lo poco que cuaja acaba desapareciendo en pocos días. Los dueños de las pistas de esquí están que trinan porque han tenido que aplazar la apertura unos días y porque los cañones de nieve tienen que trabajar a toda potencia para conseguir que las pistas se tiñan de blanco.

Aprovechando la poca nieve que hay para algunas actividades de invierno

Aprovechando la poca nieve que hay para algunas actividades de invierno

En el centro de Queeny han instalado una pista de hielo, similar a la de Rockefeller Centre pero a pequeña escala, en la que los niños pueden estar entretenidos un rato por unos módicos 20 NZ$. El festival es interesante pero desde nuestro punto de vista debería haber muchas más actividades gratuitas y espectáculos abiertos pero ya sabéis que aquí se paga por todo.

Más nieve y un poco de boxeo

Más nieve y un poco de boxeo

Los días que no había nada mejor que hacer hemos aprovechado para hacer alguna escapadita por los alrededores. De momento os adelantamos un par de fotos de nuestro paseo por la Peninsula y os contaremos las excursiones más interesantes que hemos hecho en los dos próximos post (sí, los MIC MIC seguirán presentes en esos post).

Paseo por Kelvin Heights Peninsula mientras Èlia trabaja

Paseo por Kelvin Heights Peninsula mientras Èlia trabaja

Bueno, ya es momento de explicar eso de “disfrutar en la mesa” los cinco juntos. Resulta que los MIC MIC tenían pensado estar con nosotros sólo un par o tres de días pero por algunas casualidades de la vida y por otros imprevistos (si os habéis leído su post ya sabréis que la MIC-van es la culpable de todo) han hecho que las cosas se alargaran un poco más y que se quedaran aquí un par de semanitas. Se podrían haber quedado otras dos porque hemos estado muy a gusto con ellos.

Algunas de las muchas cenas de despedida que hemos hecho

Algunas de las muchas cenas de despedida que hemos hecho

Cada día hemos hecho una “cena de despedida” con manjares exquisitos: quiche de salmón y queso azul, albóndigas con sepia, empanada de beicon, queso y dátiles, macarrones a la carbonara, noodles con ternera y salsa teriyaki y un largo etcétera de platos que hacen que se me haga la boca agua mientras los escribo. Las cualidades culinarias de esta pareja son impresionantes.

Por cierto, además de Miquel y de los MIC también se ha añadido al grupo Edu, un aranés que ha venido a trabajar como entrenador en las pistas de esquí gracias a su amistad con mi jefe y al intercambio que hace con familias españolas. Lo tendremos con nosotros unas tres semanas mientras encuentra alojamiento ya que ahora mismo está el tema muy complicado.

Quiche, empanada, pasta variada… todo delicioso

Quiche, empanada, pasta variada… todo delicioso

Lo que decíamos. Además de todos estos platos principales deliciosos también hemos intentado disfrutar un poco de la vida y meternos alguna “alegría pal cuerpo”, un postre dulce. Sin exagerar ni un pelo nos hemos zampado diariamente entre los cinco un cubo de dos litros de helado de cookies, un paquete de galletas afganas (impresionantemente buenas y caras), una o dos tabletas de chocolate y alguna otra cosa que seguro se me olvida. Cada una de estas cosas tienen un contenido ”energético” de unas 2000 kcal por 100g, así que el numero de calorías que hemos ingerido diariamente ha sido totalmente desmesurado. Pero nos lo hemos pasado genial en cada una de las cenas de despedida que hemos hecho y seguiríamos haciéndolas ad infinitum.

Otras delicatesen y un poco de comida sana

Otras delicatesen y un poco de comida sana

Os dejamos una última foto con las cosas más “saludables” y de menor contenido calórico que hemos comido estos días. Esperamos que las excursiones venideras ayuden a asentar toda esta comida y a quemar algunas de las calorías. Ahora a digerir y a la cama, ¡buenas noches!